10 mayo 2012

Para entrar de visita a la Casa Blanca es obligatorio registrar a los niños no nacidos



.

El lugar de Estados Unidos donde más se reconoce la humanidad del no nacido es, paradójicamente, la residencia del Presidente más abortista de toda la historia del país... Fuera de la Casa Blanca, son abortados hasta el mismo momento de nacer. Para entrar a la residencia presidencial, es preceptivo registrar a los no nacidos


En la Casa Blanca, los niños que aún están en el vientre de sus madres cuentan como un visitante más. El Comité Nacional por el Derecho a la Vida (NRLC, por sus siglas en inglés) ha dado a conocer esta paradoja. La Oficina para los Visitantes obliga a las mujeres embarazadas que quieren visitar la Casa Blanca a inscribir a su hijo todavía no nacido.

Un portavoz del Servicio Secreto explicó al periódico Washington Times que este requisito existe porque, entre el momento en el que un grupo reserva la visita, y la fecha real de la visita, el niño podría haber nacido. El trámite pretende -añadió- agilizar los trámites que habría que realizar en ese supuesto.

El razonamiento parece lógico, si se admite que una mujer embarazada lleva en su interior a un bebé al que únicamente le falta algún tiempo para nacer. Sin embargo, en el Distrito de Columbia, donde se encuentra la Casa Blanca, el aborto es legal, por cualquier motivo, hasta el momento mismo del nacimiento.

«No hay indicación de que el Presidente Obama tenga ningún problema» con esto, denuncia Douglas Johnson, Director legislativo de NRLC. De hecho, durante toda su carrera política, ha destacado por su defensa a ultranza del aborto, incluso del aborto por nacimiento parcial. Como senador en Illinois, votó en contra de evitar que, si un niño nace vivo tras un aborto fallido, se le remate.

La próxima semana, se debatirá en el Congreso norteamericano una ley que prohibiría el aborto, a partir del sexto mes de embarazo. «Si el Presidente quiere proporcionar seguridad a los no nacidos, tanto fuera de las verjas de la Casa Blanca como dentro, debería apoyar este proyecto», añadió el Presidente del NRLC.


Alfa y Omega