29 mayo 2008

Bertín Osborne: "Tener un hijo con problemas te hace poner los pies en el suelo"


ImageBertín Osborne tiene claro que luchar por la vida de cualquier niño, y más si está enfermo, siempre merece la pena. Él lo sabe por experiencia. Cuenta que la llegada de su hijo, que nació con problemas de salud, le ha hecho mejorar. Ahora ha grabado un disco que Va por ellos al 100%: por los niños que viven en la cárcel, mientras su madre cumple condena.


Entrevista/Sonsoles Calavera.- Va por ellos, por los niños que empiezan a vivir tras las puertas de una cárcel. Ése es el título del canto a la solidaridad que Bertín Osborne acaba de sacar al mercado. Los beneficios de este disco irán destinados íntegramente al programa de apoyo a los hijos de las presidiarias, de la
Fundación Padre Garralda. Como dice Bertín, luchar por la vida de un niño siempre merece la pena y conseguir de ellos una sonrisa será en este proyecto su mejor beneficio.


Bertín Osborne acaba de lanzar un disco benéfico destinado a los hijos de presidiarias que apoya la fundación padre garralda

"Siempre merece la pena luchar por la vida de un hijo"

-Te has implicado hasta el cuello con este disco, que es más que un trabajo artístico. ¿Por qué has decidido regalar tu tiempo, tu esfuerzo, tu talento, a este proyecto?

-Llegan momentos en la vida en los que uno tiene que intentar devolver lo que la vida le ha dado. Y a mí y a mi familia nos ha dado muchísimo. He trabajado duro, pero también he tenido mucha suerte en todo, en mi profesión, con mi familia... Soy un privilegiado y mis hijos también. Me hacía ilusión poder echar una mano al padre Garralda, que es una persona espectacular, que está volcado en ayudar a cientos de niños que lo necesitan. Trabajar con ese objetivo, para mí es un beneficio mucho mayor que ganar dinero con un disco.

-¿Qué te ha aportado este trabajo?
-Una ilusión enorme. Los que he grabado para mí los he disfrutado, pero este muchísimo más.

-¿Vas a repetir?
-Sí, éste es sólo el principio. Como gracias a Dios tengo otra manera de buscarme la vida, he decidido que toda la música que haga la voy a dedicar a ayudar.

-¿Qué ayuda presta la Fundación Padre Garralda?
-Apoyan a los niños que por terribles circunstancias de la vida nacen en las cárceles. Viven dos años dentro de las rejas porque las madres tienen los hijos con ellas al principio. Cuando el padre Garralda, entre las muchas cosas que hemos hablado él y yo, me lo contó, me quedé absolutamente desolado. Me pareció tan injusto y tan dramático que decidí que por lo menos iba a intentar ayudar. El padre saca a los niños, los lleva de vacaciones, los pasea... Consigue que tengan un poco de calidad de vida.

-¿Cómo conociste esta Fundación?
-Uno de mis mejores amigos es uno de los patronos. Cuando le dije lo que quería, me puso en contacto con el padre y decidí que era algo increíble para hacer con ellos.

-¿Qué van a encontrar los que compren Va por ellos?

-La gente a la que le guste la música mejicana, que gracias a Dios en España es muchísima, va a tener un disco de rancheras 100%, grabado en Méjico y en Miami.

-Y de la promoción te estás encargando tú...
-Sí, lo estoy haciendo solo porque es la única manera de ganar algo de dinero para el padre Garralda, en lugar de para las discográficas. Lo he hecho con El Corte Inglés, que lo distribuye en exclusiva, y uno de los atractivos que he intentado conseguir es que sea mucho más barato.

-Tú haces de casi todo: eres cantante, presentador, actor, director de bodega... Pero lo que haces mejor que nadie es meterte al público en el bolsillo. ¿Cuál es el secreto de tu ‘chispa’ de simpatía que gusta tanto a todo el mundo?
-No sé... Yo soy lo que ves que soy. Procuro ser consecuente con las cosas que siento y que pienso y creo que quizá se identifican conmigo porque soy un ‘tío’ como muchos otros, un ‘tío normal’.

-Y, no sé si será porque tenéis mucho en común..., pero se te nota que tienes una sintonía muy especial con los más pequeños...

-Mi afinidad con los niños es de toda la vida. Creo que además por eso me han llamado para hacer muchos programas de televisión con ellos.

-Y es que has tenido con quién practicar. Como padre, hace poco la última vez, y no con mucha diferencia, ya también como abuelo. Tú que has sido un hombre con una vida apasionante, llena de éxitos... ¿Qué es todo eso al lado de tener un hijo? ¿Cómo te cambia o qué te enseña?

-Tener un hijo con problemas te hace poner los pies en el suelo, saber cuáles son las prioridades reales de la vida, y sentirte mucho más humano al ver también que eres mucho más vulnerable. Independientemente de que, gracias a Dios, todo va mejorando, a mí también me ha servido para mejorar. Y a la familia también le ha servido, sin duda, para unirse y para muchas cosas buenas.

-Ahora que se extiende una visión utilitarista del ser humano, cuando se pone en cuestión la valía de ciertas vidas en función de su grado de salud, ¿cómo es la vida de unos padres generosos que dicen ‘sí’ a la vida de su hijo, venga como venga, y lo reciben con los brazos abiertos?

-Un recién nacido depende de sus padres y de la sociedad al cien por cien. Y si tiene problemas, con mucho más motivo, y más motivo hay aún para cuidarle. Es un tema de convencimiento, de moral, un tema ético... incluso aunque no fuera mío. Yo he procurado, siempre que he podido, ayudar, atender, en muchas ocasiones parecidas que se me han presentado a lo largo de mi vida. Con gente que tiene muchos problemas he procurado por lo menos estar ahí, darles aliento. Independientemente del resultado, siempre merece la pena toda la lucha por la vida de un hijo, o de un niño cualquiera, aunque no sea tu hijo.

-¿Qué supone para la vida de cualquier persona y concretamente para la tuya, el respaldo y el apoyo de la familia?

-Es lo único que tenemos de verdad en la vida, con lo único que contamos de verdad. Lo demás es circunstancial. Es cierto que puede haber algún amigo o persona cercana que sin ningún tipo de interés sea incondicional, y eso está muy bien, pero fundamentalmente la familia es lo que te ayuda en los momentos duros y tus familiares son los que siempre tienes a tu lado sin ningún tipo de interés.

-Volviendo al campo profesional. ¿Qué tienes ahora entre manos? ¿Con qué nos vas a sorprender?

-Empiezo una gira el mes que viene y, como nunca sé si va a ser la última, me gustaría recorrerme España entera este año.


Adopcion Espiritual