13 diciembre 2010

El Constitucional colombiano anula la suspensión del médico que se negó a perpetrar un aborto


REDACCIÓN HO / ACI PRENSA.- La Corte Constitucional de Colombia ha anulado la sanción impuesta contra el médico Germán Arango Rojas, a quien le suspendieron la licencia por negarse a practicar un aborto apelando a su derecho a la objeción de conciencia.
Los magistrados anularon en la Sala Plena la decisión del Tribunal de Ética Médica que en el año 2008 suspendió al doctor  Arango Rojas y le ordenó indemnizar a la mujer que no fue sometida al aborto. Aunque falló a favor del médico –que inició el proceso en respuesta a la sanción recibida–, la Corte mantuvo la decisión de sancionar a la entidad prestadora de salud Cosmitel por no haber facilitado el aborto solicitado por los padres de una menor discapacitada.
Arango asegura que vio en una sola oportunidad a la joven y ésta ya tenía unas 19 semanas de embarazo. La menor tiene Síndrome de Down y habría resultado embarazada tras una presunta violación.
En mayo pasado, el Procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez Maldonado, salió en defensa de Arango y advirtió que el médico había sufrido una manifiesta violación de los derechos fundamentales al acceso a la administración de justicia, a la igualdad y al debido proceso