29 septiembre 2008

Embarazadas sin recursos vivirán con familias de acogida y recibirán un sueldo

Image Tres semanas después de que el Gobierno anunciara una revisión de la Ley del Aborto, el Consell ha presentado una serie de medidas para fomentar la maternidad. Una de las iniciativas más llamativas es la creación de una red de familias valencianas a la que podrán acogerse las mujeres embarazadas en riesgo de exclusión social y sin respaldo familiar. Paralelamente, desde el Consell se elaborará un programa para favorecer su inserción social y laboral y garantizar su autonomía. De hecho, el acogimiento podrá durar más allá del parto.

Estas medidas buscan el fortalecimiento de la figura de la familia. Y no se trata de la primera muestra. Hay que recordar que antes de verano, por ejemplo, se creó un nuevo carné de familia numerosa, que establecía ayudas como una mayor accesibilidad a viviendas grandes.

La idea es facilitar toda la información a la mujer embarazada, además de asistencia psicológica o sanitaria, con el objetivo de reducir el número de abortos y los abandonos. La estadística más actual del Ministerio de Sanidad establece que en 2006 se practicaron 10.219 abortos en la Comunitat. Solo Madrid, Cataluña y Andalucía superaron esta cifra. Además, según el Instituto de Política Familiar es la sexta región con mayor número de abortos de adolescentes (14,2%) respecto al total.

El apoyo a la embarazada por parte de familias será altruista, ya que no recibirán una prestación económica. De hecho, ya existen personas que se han ofrecido voluntarias a través de asociaciones para formar parte de la red.

Una de las cuestiones que se quieren impulsar es la aprobación de una ayuda económica para favorecer la autonomía de la madre, independientemente de las subvenciones que reciben las personas con escasos recursos que se acogen a los Servicios Sociales. La idea del Consell es priorizar las ayudas a las mujeres gestantes, y aunque todavía no se conoce la cuantía que se podrá ofrecer, el conseller de Bienestar Social, Juan Cotino, hablaba ayer de un "sueldo mínimo".

Algunas de las ayudas a las futuras madres fueron desveladas ayer por Cotino, que prefirió no ligarlas a la figura del aborto, aunque todas responden al fomento de la natalidad. "Nosotros trabajamos para que haya más vida, tanto en las familias de acogida como en aquellas madres que quieran tener un hijo. Las otras informaciones (referidas al aborto) ya las tienen", dijo el conseller. Para facilitar toda la información, se crearán tres centros de atención ideados específicamente para asistir a mujeres gestantes, uno en cada provincia. Se preservará el anonimato de la interesada, y en caso de que no pueda criarlo por cualquier circunstancia, se favorecerá su adopción.

El anuncio de ayer responde al desarrollo de la Ley de Protección de la Infancia y la Adolescencia, aprobada por el Consell a principios de julio. Hoy se dará el visto bueno a la creación de una comisión que se encargará de dar forma a las ayudas y concretar la batería de medidas. También se trabajará en el plan de Medidas de Apoyo Socioeconómico a las Familias anunciado por Camps. La comisión contará con la participación de las consellerias de Bienestar Social, Sanidad, Educación, Justicia e Inmigración.

Este órgano trabajará además en la reducción del tiempo que tarda una pareja en recibir a un niño en adopción, más de tres años. La idea es que sea la mitad, aunque en el caso de las nacionales los plazos suelen dilatarse más al existir una menor cantidad de niños. Cotino señaló ayer que quiere tener resultados positivos en un año.

"Uno de los problemas de los padres que quieren acoger a un hijo es el tiempo que se tarda desde que se solicita. Si se hacen trámites más ágiles y fáciles, en vez tardar algo más de tres años, el tiempo se puede reducir a la mitad", señaló.

Hay que tener en cuenta que las competencias en materia de adopción son compartidas entre la Generalitat y el Gobierno central. De hecho, el Consell ya ha trasladado su intención de reducir los plazos.

Los centros con los que cuenta la Generalitat, desde consultorios de salud hasta de Servicios Sociales, ofrecerán también una guía para fomentar la maternidad. Un teléfono gratuito y una página web completarán los medios informativos.




Adopcion Espiritual