16 noviembre 2009

Una vigilia de oración ante un centro de abortos en Miami, Florida, USA

¡Otro informe recibido!





Una vigilia de oración ante un centro de abortos en Miami, Florida, USA
¡La participación de nuestro pueblo esta siendo magnifica! Muchísimas gracias a todos los que pudiendo van a estar un rato con los bebés y a aquellos que por motivos familiares o de trabajo no pueden ir pero están acompañándonos con sus oraciones.
Es muy común pensar que esta actividad Pro Vida es cuestión mayormente de mujeres. Pero en la 117 Ave no sucede eso. En estos dos últimos sábados hemos visto a niños que vinieron del Grupo de Arcángeles (son niños que estudian desde sus hogares) y a muchachos de Escuela Secundaria de Santa Agatha! Conmovía verlos rezar de rodillas y cargar carteles para que se vieran por el trafico de la avenida. Y luego me impresionó ver por un largo rato que los que rezaban el Rosario en inglés ¡eran 6 hombres! Sí, estos buenos defensores de los derechos del No Nacido estaban allí demostrando que sí hay hombres que se oponen al aborto!
El sábado pasado llegó una chica por primera vez y al empezar a cruzar la calle comenzó a llorar terriblemente. Al llegar a Edith se le pegó en un abrazo y temíamos que se ahogara por la forma tan espantosa en que lloraba. Estaba expresando su arrepentimiento... Y cuando cayó al suelo comenzó a arañar la tierra y a arrancar el césped diciendo estas palabras:  "Perdóname Dios mío" pensé: Esto son las consecuencias del aborto, esto es lo que hace el aborto a la mujer. Ya se le está ofreciendo ayuda para que realice un curso de ayuda Post Aborto del Proyecto Raquel que Mary se lo puede dar con algunas modificaciones ya que la chica es judía. Otro momento imponente fue cuando vio al "doctor" Watson saliendo del lugar y lo reconoció... él había arrancado la vida que llevaba en sus entrañas. Hacía 6 meses se había despertado por la noche cuando una voz de hombre le decía: "Ve a la computadora y busca fotos de bebé en gestacion." Al verlas comprendió lo que había hecho y luego encontró informacion sobre los "40 días de oración y ayuno" y se comunico con Edith que es líder y fue así como llego al abortorio de la 117 Ave.


Les pido que oren por ella y por los miles y miles de mujeres que sufren el gran y profundo dolor del arrepentimiento.