04 noviembre 2009

Abby Johnson, directora de abortorio se convierte en provida, gracias a 40 days for life


Abby Johnson era hasta hace poco la Directora del Centro de abortos ubicado en la Bryan/College Station, Texas, perteneciente a la trasnacional Planned Parenthood, dueña de la cadena de los abortorios más grande del mundo. Hace poco dejó esta actividad infanticida y ahora defiende la vida de los niños no nacidos.


Poco a poco se había dado cuenta de que Planned Parenthood no era como un órgano consultivo sino una máquina de hacer dinero con el aborto. Pero  el verdadero desencadenante de la conversión de Abby, fue ver la imagen del ultrasonido de un aborto real. Éste fue detonante que la llevó a día de hoy lo que ella llama "una conversión espiritual"

Esto es  un fiel reflejo de las palabras del  Padre Frank Pavone: hablar sobre el aborto está bien, pero que se muestre lo que el aborto es en realidad, es mucho mejor! El espectáculo del pequeño cuerpo desmembrado abominable y sangrienta puede provocar un choque tal en nuestros contemporáneos, en nuestra opinión sobre el aborto, ahora, ¡ay! en su mayoría favorables, podía pasar... Pero esto no es lo que se ve en la televisión


Johnson indicó: "simplemente pensé no puedo hacer más esto. Fue como un flash que me golpeó. Y pensé. Esto es todo. Me siento tan pura de corazón. No tengo esta culpa, ni este peso encima. Por eso sé que esta conversión es sobre todo espiritual".

"Esta sorprendente conversión demuestra la importancia de la oración constante y pacífica que se realiza frente a las clínicas de aborto", comenta David Bereit sobre el caso, Director Nacional de la iniciativa 40 Días por la Vida.

Bereit relata además que "desde el inicio de la primera campaña de 2004, rezábamos por Abby –y por todos los trabajadores del aborto– para que se dieran cuenta de lo que el aborto realmente es, para que dejen este negocio sangriento. En este caso, esas oraciones han sido respondidas. Estamos muy orgullosos del valor de Abby para dejar la industria del aborto y anunciar públicamente las razones por las que la ha dejado".

Shawn Carney, Directora de la Coalición por la Vida y miembro del directorio de 40 Días por la Vida, ha venido trabajando con Johnson desde que dejó su trabajo en la clínica abortista el pasado 6 de octubre  ante cuya entrada habían estado rezando.

"Verdaderamente –dice Carney– ha sido un testimonio del poder de la oración y del valor de Abby el hecho de dejar un trabajo que veía ya no podía realizar en buena conciencia. Ha sido una alegría para todos nuestros voluntarios que han rezado fuera de la clínica por la conversión de sus trabajadores contemplar que esta conversión efectivamente sucedió".

Johnson no es la única conversa del abortismo a la defensa de la vida como fruto de esta campaña de 40 Días por la Vida en este último año, pero sí la de más alto rango. Ha habido siete conversiones más.

Tras la salida de Abby Johnson, Planned Parenthood ha solicitado una orden de restricción contra ella y la Coalición por la Vida, el grupo que generó los 40 Días por la Vida que organiza vigilias de oración en su entrada desde hace cinco años

El número de bebés que ha salvado David Bereit a día de hoy ¡542!