27 marzo 2010

Una conversación abierta con Serrano Limón



Jesús Caudillo. México DF. YoInfluyo.

Jorge Serrano Limón es un hombre entero. De esos cuya fibra y tesón saltan a la vista tan sólo al tratar con él. Se dice mucho de él: que si desvió recursos públicos para comprar tangas, que si es un fanático-medieval-retrógrada y muchas cosas más. Yoinfluyo.com platicó con él sobre estos y otros temas. De entre lo mucho que se le puede reconocer, saltan su franqueza y sinceridad.

Llegamos a sus oficinas y se escucha el retumbar de las paredes. De repente, aparece Jorge Serrano Limón. Ese hombre, famoso para algunos por los escándalos de las tangas de Provida y por supuestamente haber desviado 30 millones de pesos de recursos públicos. Para otros, se trata de un hombre que ha entregado más de 30 años a la lucha para promover la vida desde la concepción.

Estando frente a él ya no hay mitos, sólo está de por medio una conversación que pretende ser franca y abierta.

-Jorge, cuando en los medios y en público se le acusa de fanático, retrógrado y medieval, ¿qué siente?

-Sonríe y respira profundamente. Finalmente contesta: -No me preocupa en absoluto. La gente que opina de esa manera, es su punto de vista y yo lo respeto, pero no saben lo que estamos haciendo. Es más, continuamente incluyo en mis oraciones a las personas que buscan hacerme daño y a las personas que practican abortos. Le pido a nuestro Señor que los convierta.

- ¿Cómo va el proceso en el que les acusaron de desviar fondos?

-En 2004 recibimos ataques enormes de parte de varias instituciones. Me levantaron cinco denuncias penales, dos procesos administrativos, dos civiles y, además, la Secretaría de Hacienda practicó dos auditorías, una a Provida y otra a mi persona.

¿Qué ha pasado? En las cinco acusaciones penales se demostró que los recursos nunca fueron desviados. No encontraron ningún elemento para demostrar que hubo peculado. La Auditoría Superior de la Federación, la Secretaría de la Función Pública, la Secretaría de Salud y los diputados del PRD presentaron sendas denuncias y ninguna se probó.

Por otro lado, las auditorías de Hacienda, llegaron a la conclusión de que los recursos se emplean correctamente. A Provida le auditaron los recursos públicos y privados, y no hubo alguna anomalía ni algún delito fiscal. En el caso de los procesos administrativos, todavía están pendientes dos de ellos: el de la Auditoría Superior de la Federación, que multa a Provida por 36 millones de pesos y el de la Secretaría de la Función Pública a Jorge Serrano por 14 millones de pesos.

La Auditoría Superior de la Federación nunca tuvo en sus manos los documentos comprobatorios, los contratos o las facturas, al igual que la Secretaría de la función Pública. Lo que sí, es que fueron capaces de acusarme. Estos procesos se van a ganar.
Quiero aprovechar para comentar que Malú Mícher era una diputada que en su momento me acusó y mintió a las autoridades. Dijo que había cometido peculado porque dio información falsa. Afirmó que había hecho transferencias y no es cierto, porque ese dinero no es del gobierno.

Engañó a las autoridades. Tenía fuero y protección. No se vale que una diputada, teniendo fuero, delinca y engañe. Tendrá que enfrentar las consecuencias de sus actos. En unos meses voy a presentar una denuncia penal contra Malú Mícher por engañar a las autoridades.

-¿Qué hace provida?

-Provida, hoy por hoy, está salvando el mayor número de vidas en toda su historia. Estamos trabajando en los 14 hospitales donde se quita la vida a los recién concebidos.

Todos los días, a las 4, 5, 6 de la mañana, un ejército de muchachas llega a ofrecer alternativas de vida a las muchachas que quieren abortar. Se están salvando más de 20 vidas diarias en esos hospitales.

Aparte, en nuestros centros, se están salvando más de 10, 15 vidas diarias del aborto, y en toda la República, en los 48 centros, se están salvando más de 15 vidas diarias. Podemos hablar de 50, 60 vidas diarias que se están salvando.

Muchas de las muchachas regresan con su bebé diciendo “gracias a ustedes que me hicieron ver el problema del aborto y lo grave que es quitar la vida a un hijo. Aquí está mi hijo, quiero que lo vean”.

- ¿Tienen trabas para hacer su trabajo?

-El Gobierno del Distrito Federal (GDF) ha puesto trabas que resultan tristes. En mi caso, hace cinco meses estaba en uno de los hospitales, vinieron las patrullas y me llevaron detenido. ¿El delito? Estaba yo rezando públicamente, pidiendo perdón a Dios por el pecado del aborto y pidiendo la conversión de los aborteros.

Me llevaron a la Gustavo A. Madero y me dijeron que me estaba oponiendo a que los médicos ejercieran su profesión, que el aborto era legal y que estaba yo obstaculizando su trabajo.

A las muchachas que están trabajando en los hospitales se las han llevado detenidas por mil razones. Básicamente en los hospitales de Xochimilco, Ticomán y Cuajimalpa, llega la patrulla y se las llevan porque según ellos no pueden estar en esa parte del hospital, porque están obstaculizando el paso.

Ha sido una guerra de las autoridades del GDF contra las mujeres. Digo que esto es lamentable porque ha habido ocasiones en las que se las han llevado, llegan muchachas que quieren abortar, no hay quien les informe, entonces se meten al hospital y abortan. Se han perdido vidas por la irresponsabilidad de estas autoridades. Ha sido una persecución que ha tenido un costo de vidas.

- ¿A qué se deben esas trabas?

-Pienso que hay un interés económico. La ley del aborto, cuando se legaliza, se legaliza de forma asombrosa. El 24 de abril de 2007, los 46 diputados proaborto apoyaron la ley y la aprueban. Al día siguiente el Jefe de Gobierno la legaliza. 24 horas más tarde, el 26 de abril, es publicada en la Gaceta Oficial. No hay una ley que se haya publicado tan rápido como la ley del aborto. Hay leyes que tardan 6 u 8 meses. Esta no tardo menos de 48 horas.

Los hospitales están ávidos de practicar abortos. Reciben mujeres de todos lados de la República sin que tengan derecho al servicio, simplemente manifiestan su deseo de abortar y se les realiza su aborto.

En cambio, una muchacha de 8 o 9 meses de embarazo que solicita el servicio de parto, que vive en el Distrito Federal, no les brindan el servicio, se los niegan. ¿Qué sucede aquí? Parece mentira, pero es inconcebible que cuando se requiere un servicio para dar vida, no son capaces de atender la vida de la mamá y del hijo.

¿Qué hay atrás de esto? Probablemente la industria millonaria del aborto. IPAS, una trasnacional, se dedica a venderle los suministros del aborto al GDF, provee a los hospitales que hacen abortos. IPAS es una trasnacional que hace negocio con la muerte.

En Iztapalapa, hace cuatro meses, llegaron los de IPAS a enseñar las aspiradoras manuales intrauterinas para mostrar cómo se hacen este tipo de abortos. Ese día citaron a los médicos, enfermeras y estudiantes. Querían probar sus aparatos. ¿Qué hicieron? Los probaron en vivo.

Tomaron tres muchachas que estaban formadas para el aborto, las acostaron y sobre ellas probaron sus aparatos. IPAS es una trasnacional que da dinero para que se promueva el aborto.

Por otro lado, pregunto qué ha pasado con los cadáveres de niños abortados. Van 36 mil bebés abortados, ¿dónde están sus restos? ¿Dónde están las células embrionarias y las células madres? ¿Dónde están esos cuerpos?

Se los hemos pedido al jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, en dos ocasiones. No nos ha dado información al respecto. Al secretario de Salud del Distrito Federal le hemos pedido que nos informe dónde están los cuerpos de los bebés y no nos ha informado. Lo hemos pedido a través del IFAI y no nos han informado. Lo hemos pedido con fundamente en el artículo 8 constitucional y no nos han informado.

La industria del manejo de células embrionarias es enorme. Cada célula embrionaria en el mercado negro se comercializa en 50 dólares. ¿Qué sucede con los restos de un bebé que tiene miles de células? Se van o a la experimentación, o a la industria del cosmético, o se va a la industria de realización de tejidos embrionarios.

- ¿Y a pesar de todo eso celebran el día mundial de la vida?

-Desde luego que hay motivos. El don más bello que Dios nos da es la vida. Hay que felicitarnos, hay que darle gracias a Dios, hay que bendecirlo porque estamos vivos y porque nos da el don de transmitir la vida.

El 25 de marzo se celebra uno de los días más bellos y hermosos, el más trascendente de la historia de la humanidad. Es el mismísimo Dios que, por amor, se encarna en una mujer, en María Santísima. Jesucristo se hace hombre, como nosotros, por amor para rescatarnos del pecado. Qué motivo tan grande para dar gracias a Dios. No hay nada más bello, más hermoso que celebrar la vida.

Todo terminó cuando Serrano Limón confesó la experiencia que más le ha marcado en su lucha por la vida. En agosto de 1989, se fundó el primer Centro de Ayuda a la Mujer. Ahí, una mujer fue persuadida de no abortar a su hijo. La desesperación la había llevado a considerar el hecho de que su hijo no debía venir al mundo.

Ante ello, el equipo de Provida, encabezado por Jorge Serrano Limón, asumió la responsabilidad de convencerla para que no abortara. Algunos meses después, en diciembre de ese año, regresó esa persona a darle gracias a todo el equipo por haberle persuadido de tener a su hijo. Jorge Serrano reunió a sus colaboradores y entre ellos coincidieron: una vida salvada vale la pena cualquier esfuerzo. Hoy llevan más de 100 mil.