14 mayo 2010

La conferencia Women Deliver 2 exige miles de millones de dólares más para el aborto



(NUEVA YORK - C-FAM) El mes próximo en Washington D.C., los militantes abortistas se asociarán a organismos de la ONU y empresas patrocinantes para ofrecer la conferencia Women Deliver 2 (Las Mujeres Dan Vida II). Esta reunión, que sigue a la primera conferencia llevada a cabo en Londres, en octubre de 2007, está tomando la forma de una recolección de dinero mayor que la precedente. En el sitio de Internet de la conferencia se afirma: «Tenemos el tiempo justo, si el mundo asigna fondos ahora, para alcanzar el ODM 5» y que éste requiere «10 mil millones de dólares estadounidenses anuales para 2010 y 20 mil millones para 2015».

Women Deliver alega que a pesar de que las donaciones destinadas a salud materna, neonatal e infantil se han incrementado significativamente durante los últimos años (de 2,1 mil millones de dólares en 2003 a 3,5 mil millones en 2006), aún se encuentran muy por debajo de las necesidades de financiamiento. Los organizadores de la conferencia subrayan que se necesita que los gobiernos y la comunidad internacional provean 30 mil millones «para brindar servicios básicos a todas las mujeres de los países en desarrollo, de modo de alcanzar el ODM 5 (Mejorar la salud materna) para el 2015».

Establecida en sus comienzos como una iniciativa del grupo pro-abortista Family Care International (FCI), Women Deliver ha conformado una organización separada, si bien conserva su sede en la oficina principal del FCI, en Nueva York.

La primera conferencia Women Deliver fue publicitada como una reunión que tenía por eje la salud materna, neonatal e infantil y la reducción de la mortalidad materna. No obstante, su enfoque abortista abrumó a los asistentes. La agenda fue organizada por Frances Kissling, ex presidente de Católicas por el Derecho a Decidir, y la mayor parte de los discursos se centraron en conseguir financiamiento y hacer uso de la voluntad política en pos de los «derechos reproductivos», término que los comités de la ONU consideran que incluye el aborto libre. Un organizador dijo sin rodeos a Susan Yoshihara, de C-FAM, que Women Deliver era una «conferencia a favor de la elección».

Women Deliver 2 mantiene el enfoque en el aborto. Según los organizadores, el tercero de los «tres pilares» para preservar la vida de las mujeres es el acceso a éste. Casi un cuarto de las 110 sesiones temáticas estarán centradas en el aborto, los «derechos reproductivos» o la planificación familiar. Además del aborto, hay más de una decena de sesiones que tratarán sobre los obstáculos a la agenda de los «derechos reproductivos», como ser la religión y las leyes vigentes.

El comité organizador de esta conferencia es una especie de quién es quién de la industria abortista. Entre agrupaciones pro-abortistas que lo constituyen se encuentran la Federación Internacional de Planificación de la Familia, el Centro de Derechos Reproductivos, Human Rights Watch, International Women’s Health Coalition, Marie Stopes International, Ipas y militantes abortistas de todo el mundo. Entre las empresas patrocinantes están ExxonMobil y los gigantes de la industria farmacéutica GlaxoSmithKline y Tibotec.

El Fondo de Población de la ONU (UNFPA, por sus siglas en inglés), la Organización Mundial de la Salud (OMS), UNICEF y el Banco Mundial figuran como asociados y donantes. Si bien estos organismos se han afiliado a los organizadores de la reunión, los críticos enfatizan que Women Deliver no es una conferencia de la ONU, a pesar de la adhesión conseguida entre algunos altos funcionaros de la ONU, como Thoraya Obaid, del UNFPA, quien la promovió frecuentemente en sus últimos discursos y declaraciones.

Women Deliver 2 tendrá lugar en Washington D.C. del 7 al 9 de junio.

Traducido por Luciana María Palazzo de Castellano